Alien vs Predator

El ser humano inició la agricultura hace entre 8.000 y 10.000 años. Desde entonces, han existido problemas de plagas y enfermedades que han afectado a las plantas cultivadas. A medida que la agricultura evoluciona, progresa y se globaliza, esos problemas se van agravando, y eso obliga a luchar contra ellas de una manera más activa. En esta lucha ha jugado un papel fundamental la utilización de plaguicidas químicos. Sin embargo, el hecho de que las pérdidas globales causadas por plagas y enfermedades sigan siendo tan elevadas (según la FAO entre un 20 y un 40% de la producción), parece dejar claro que ese control no resulta plenamente satisfactorio en términos cuantitativos.

Una avispilla, de menos de 2 milímetros, inocula sus huevos dentro de los de una polilla. / I. MORENO

Por eso, la protección de los cultivos debe tomar una dirección diferente de la seguida hasta ahora, ya que se ha demostrado que muchos de los problemas, que esos agentes dañinos generan a día de hoy en agricultura, son consecuencia directa de las acciones llevadas a cabo por el hombre para mejorar la productividad. El uso indiscriminado, masivo y sistemático de plaguicidas han llevado al convencimiento de que, si bien éstos son un instrumento muy útil en el control de plagas, hay que utilizarlos racionalmente para minimizar sus efectos secundarios, además de alternarlos con otras herramientas, ya que no son el único instrumento para dicho control.
En lo referente al control de plagas, uno de los campos que más interés ha generando en los últimos años es el del control biológico. Esta es una disciplina que se basa en usar unos determinados individuos del reino animal para eliminar a otros que limitan la producción agrícola. Los agentes de control biológico, también llamados enemigos naturales, son en esencia artrópodos depredadores y parasitoides.
Los primeros se comportan como el Predator que hizo sudar la gota gorda en la selva a Arnold Schwarzenegger, cazando a sus victimas para luego comérselas. Los segundos son el octavo pasajero de la nave y depositan sus huevos dentro o fuera del cuerpo de la especie plaga, que poco después servirá de alimento a su Alien particular. En ambos casos, pueden constituir una herramienta natural que complemente o incluso sustituya puntualmente a los productos químicos en el manejo de las plagas de los cultivos.

Las mandíbulas con las que el escarabajo depredador captura a sus presas. / E. LUNA

A la clásica búsqueda de especies, nativas o exóticas, que sean eficaces en el mantenimiento de las poblaciones plaga en niveles no lesivos, se une el desarrollo de otras herramientas que favorecen la aplicación de este sistema de control. Un ejemplo es el estudio de las claves químicas que intervienen en la respuesta de las plantas a la alimentación y a la deposición de huevos por parte de los artrópodos herbívoros y su efecto sobre el comportamiento de los enemigos naturales. Y es que las plantas y los insectos se comunican entre sí de muy diferentes maneras. Las plantas responden a las infestaciones de plagas mediante la emisión de compuestos químicos, alertas que se producen debido a los cambios fisiológicos internos que esos agentes generan en ellas. En las cadenas tróficas integradas por plantas, los artrópodos que se alimentan de ellas y los enemigos naturales de estos últimos, las plantas infestadas por herbívoros emiten compuestos volátiles que hacen que los últimos, ya sea Alien o Predator, se vean atraídos sin remisión. Lo curioso es que la mayoría de las plantas intactas o que sufren daños mecánicos por otro motivo no emiten esos perfumes específicos en las mismas cantidades que si fuesen atacadas por herbívoros.
Además de esas respuestas sistémicas de las plantas, inducidas por la alimentación sobre ellas de especies de insectos herbívoros, y que afectan al comportamiento de los depredadores y parasitoides, las escamas corporales de muchas especies de insectos fitófagos, sus desechos, sedas y la deposición de sus huevos también resultan en la emisión de moléculas químicas que atraen a muchos de esos enemigos naturales. Recientemente se ha demostrado que las plantas son capaces de emitir volátiles también como respuesta a la deposición de huevos por parte de las plagas y que estos compuestos atraen a los parasitoides que aprovechan esos huevos para poner los suyos dentro. No es difícil imaginar el desenlace de esa escena.

Esta avispa es “experta” en cazar arañas. / E. LUNA

Esos aliens en potencia, por ejemplo, se ven atraidos por igual a la infestación de las raíces de una planta por las larvas de una determinada polilla, como a la puesta de huevos de otra polilla en alguna de sus hojas. En ambos casos, esa planta infestada emite unos compuestos químicos, a través de sus hojas y tallos, que inducen a la atracción de diferentes parasitoides.
En consecuencia, la aplicación de volátiles sintetizados a partir de los que ya se ha descubierto que emiten las plantas, puede favorecer el reclutamiento de enemigos naturales, así como un posible incremento en su abundancia y tiempo de residencia en los cultivos. Esto significa que los compuestos volátiles pueden ofrecer una clara herramienta para la manipulación del comportamiento de los enemigos naturales, Alien vs Predator, utilizados en las estrategias de control biológico de plagas.
A pesar de estos avances en el conocimiento de la emisión de volátiles, aún queda un largo camino por recorrer. No sólo en el estudio de las claves bioquímicas por las cuales se establecen las relaciones entre plantas y artrópodos o entre grupos de artrópodos, sino también en el conocimiento de los procesos de inmigración, presencia y persistencia de los enemigos naturales en los ecosistemas agrarios y de cómo maximizar su potencial para eliminar las poblaciones plaga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s