Bankia, obra social…

Bankia reconoció el pasado lunes que necesita 4.813 millones de euros para cumplir con las nuevas provisiones inmobiliarias exigidas por el Gobierno. Esa misma mañana, cerca de 150 indignados del 15M se concentraron en la puerta de su sede central en Madrid, para reclamar la dación en pago de las deudas hipotecarias de la vivienda.
Según un representante de los afectados por las hipotecas, esa entidad financiera está ligada al 80% de los desahucios ejecutados en Madrid desde el comienzo de la crisis en 2007. El gabinete de prensa de la entidad no quiso pronunciarse al respecto.
Varios afectados por la hipoteca accedieron a la oficina bancaria, previa identificación por parte de agentes de seguridad, para presentar su solicitud de condonación de la deuda y la dación en pago de su vivienda. Muchos de ellos entraron acompañados de otras personas que se animaron a cancelar sus cuentas con esa entidad. Algunas lo pudieron llevar a cabo y rompieron simbólicamente sus libretas a la salida.
Hay que recordar, que la entidad presidida por el exministro popular Rodrigo Rato ya accedió a otro préstamo del FROB de 4.465 millones de euros en marzo de 2011. En julio de ese mismo año, Bankia sale a Bolsa valorada en 3,75 euros por acción. El 7 de mayo, tras la exigencia en febrero de un fuerte saneamiento de activos por parte del Gobierno, Rato dimite y el día 9 de mayo el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), accionista mayoritario de Bankia, es nacionalizado.

Fachada de una sucursal de Bankia en Madrid. / E. LUNA

Entre gritos de “sí hay solución, los banqueros a prisión”, Tatyana Roeva, que sí pudo condonar su deuda, explicó que los afectados por la hipoteca entran en listas de morosos, lo que muchas veces les impide trabajar o incluso tener una línea de teléfono y reivindicó que “el Estado debería obligar a los bancos a poner a disposición pública las viviendas en régimen de alquiler social”.
El 15M y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) reclamaron que, tras la inyección de dinero público, la entidad financiera debería ceder a los afectados las viviendas desalojadas o en proceso de desahucio con un régimen de alquiler, que no supere, “en ningún caso”, el 30% de los ingresos de los inquilinos.
Como psicóloga, Roeva ya ha prestado ayuda desinteresada a miles de damnificados como ella y aseguró que a todos les dice lo mismo: “No tenemos apego a los bienes materiales, tenemos apego a nuestros derechos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s